- RIBEREXPO 09, REINA LA TANICIDAD | SIBARITASTUR

23/5/09

RIBEREXPO 09, REINA LA TANICIDAD

¿Rioja o Ribera?. Me encontré muchas veces con la dichosa e inconcreta pregunta, por aquellos tiempos era bastante generalizado pedir un vino y oír la sencilla y escueta pregunta. ¿Opel o Seat?, ¿Whisky o Ron?, como si todas las marcas fueran iguales, costaran lo mismo y nos gustaran por igual. Era lo que había, no existía nada mas. Siempre pedía un ribera porque así a ciegas, en general, me gustaban mas, yo era de los de Ribera y parecía que de los pocos.
Afortunadamente hoy en día las cosas han cambiado, aunque la ignorancia generalizada aún sigue latente entre muchos hosteleros. Todavía queda camino por recorrer.
Muy agradable la villa de Peñafiel, limpia, cuidada, invita a pasear por su zona antigua libre de coches al caer la tarde, visitar monumentos, y con buena oferta gastronómica. El museo del vino, integrado dentro del castillo, muy bien conservado y del que también puedes disfrutar de una excelente fotografía de viñedos y del pueblo. En la visita me encontré un panel muy curioso, en el que se podía leer la temperatura de consumo de los vinos, me pareció curioso porque define como “tánico” a los vinos de Rioja y los de Ribera están en otra categoría.
Quizá deberían cambiar esta clasificación a tenor lo de probado en Riberexpo, en líneas generales la tanicidad y la dureza fueron las notas predominantes.
45 bodegas, 3 pabellones, notabilísimas ausencias (de las grandes y/o conocidas, apenas había media docena) toda una oportunidad de acercarse a “mis riberas”.
Organización perfecta, nunca faltaron copas limpias, en todas las mesas había paté, queso, lomo y picos de pan, continuamente pasaban camarer@s a reponer lo consumido, agua, escupideras y papeleras, todo funcionó a la perfección. Quizá la única pega sea el horario, solo 6 horas al día repartidas en dos turnos. Destacable también tener tienda para poder llevarte a casa la mayoría de los vinos que se probaban, un acierto.
Para intentar ser menos imbecil (aunque no lo conseguí del todo) que en Salenor, había que sacrificar algunos vinos y bodegas. Como siempre en estas disyuntivas, los blancos, rosados y jóvenes sin madera fueron los damnificados.
Probar así de rápido no es la manera adecuada, pero es eso, o salir de allí probando muy pocos y como debe de ser, ante ello, opto como siempre por probar cuanto mas mejor, aunque la tanicidad y el apuro me lo pusieran complicado para no pasar por encima vinos, que seguramente merecen mas la pena de lo que yo creo. También es cierto que si algún vino destaca entre tanta premura será que merece mucho la pena, al menos eso pienso yo.
Los Dominio Romano 2006, en mayor medida el RDR y el FDB de Díaz Bayo fueron sin duda mis triunfadores. RDR, 13 meses en barricas de 400 l, de dos parcelas muy viejas, sorprendente nariz madura, fruta negra compotada, muy fino, redondo en nariz y en boca, goloso y aterciopelado, en un punto óptimo de consumo pero que sin duda seguirá su evolución en botella. El FDB, 28 meses de madera en los que no se nota demasiado, nariz fina, elegante, fragante de frutos del bosque, negros muy maduros, balsámicos, taninos muy redondeados, muy sabroso y potente.
Muy próximos estarían el Dominio Romano 2006, mucho potencial aún por integrarse en botella pero muy agradable, con taninos que ya no son estridentes, al igual que el Peñafalcón V.S 2005, un vino ya con las aristas pulidas, frutal y especiado. Lágrima negra reserva 2001, 24 meses de madera, con una capa de color en la que aún no ha perdido el violáceo, torrefacto, con fruta, sabroso y elegante, en su punto.
Otros que me han gustado fueron, Secreto de Viña Mayor reserva de 2003, Lagar de Isilla 2006, con algo de Cabernet, quizá el joven roble que mas me ha gustado junto con El Baden Numen, me gustó mucho tambien de esta bodega el crianza 2007 que iban a embotellar en un mes, mas incluso que el 2006. Tionio crianza 2005 con muy buena boca, todos los Valdebodega, el joven 2008 muy bueno, así como el crianza 2005 y el reserva 2004. Briego también tiene un buen joven 2006 con 6 meses de madera, aunque me quedaría mas con el reserva 2003. Santa fe 1492 crianza 2005, Palacio de santa cruz V.S 2005. El guijarral crianza 2005 muy pulido para lo que allí se bebía, Dehesa de los Canónigos crianza de 2006 con muy buena nariz. Vega de Izán crianza de 2004, equilibrado y sabroso, Torre de Anguix reserva 2001 y el de autor D´anguix 2003, todavía algo tánico. De los de Alejandro Fernández me quedo sin duda con el Dehesa de la Granja V.S 2001, Marques de Velilla Finca las Marías crianza 2005, más afinado que el más tánico de la feria, Marques de Velilla crianza 2005.
Hubo otros que me destacaron también, pero entran en el capitulo de tánicos o muy tánicos y que quizá dentro de un tiempo estén mas para beberse, Comenge Don Miguel 2004, Rubén ramos 2007, Silvanus 2006, Cruz de alba 2006, apunta maneras pero le falta botella y el Loculto reserva 2004.
Tampoco íbamos de dejar pasar la oportunidad de comer algo típico de Peñafiel, el lechazo. Son varios los asadores de este joven manjar, entre ellos elegimos el Asador Alonso (983880834), decoración rústica, dividida en varias salas donde solos puedes comer una ensalada normal y el lechazo, en su punto, jugoso y tierno, en su justo punto de sal, muy bien. Cantan la carta de vino de memoria, como no me gusta nada este sistema bebimos otra cosa, decisión también influenciada por todos los vinos que llevábamos encima y los que quedaban. Ración generosa para dos (difícil acabarla), ensalada, 2 postres, agua, refresco y pan 55 €.
Yendo por carreteras, sin rumbo fijo, decidiendo por instinto en los cruces que aparecían, encontramos un pequeño y viejísimo viñedo (apenas 150-200 cepas) en vaso, poco cuidado y donde se encontraban cepas como las de la foto, sin duda de los más excitante del viaje.

8 comentarios:

  1. Menudo homenaje compañero de la blogosfera.

    El próximo jueves vamos a Gratavinum, esperemos no solo catar los vinos de Parés Baltà del Priorato por lo que veo Dominio Romano está tremendo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. pues si David, disfrute muchisimo y no solo de la feria, de la zona, la comida etc.
    Mira a ver en gratavinum si te abren los dominio, el etiqueta blanca esta tremendo (aunque le falta un poco mas de botella) pero el Rdr es brutal....

    ResponderEliminar
  3. Ya, ya los conozco, fue el apoteosis final de una visita a Parés Baltà que no olvidare nunca.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola,

    Recién acabo de toparme con tu rincón de vinos, me ha encantado. Tienes que saber mucho de esta gloriosa bebida, es todo un mundo y para mí bastante desconocido; ya sé donde aprender un poco más, jejeje... aparte de catar y catar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. David, no te había entendido que los conocias.
    Sinestesía, soy un aficionado que intenta aprender, no sé mucho, osea que tampoco te fies tanto, hay otros por aquí que saben muchisimo mas aunque sean muy humildes...

    ResponderEliminar
  6. Sí señor, pedazo de homenaje que te has dado.
    Le tengo ganas a la zona, más que a sus vinos. Hace tiempo que estoy enfadado con ellos por lo que comentas en el principio del post.

    ResponderEliminar
  7. Saludos nórdicos. Qué bien te lo montas!!. En Penhafiel (no hay enhe en el teclado), estuve el verano pasado, aunque no hacía un día como para apetecer tomar vino.

    Ojo al dato. He visto aquí en Estocolomo el Malleolus 2006 por unos 28€ al cambio. Más barato que en alguna tienda espanhola que conozco.

    ResponderEliminar
  8. Jorge, la verdad es que es un viaje que merece la pena. Toni a disfrutar de la zona, manda un pale de malleolus, jejejejejeje

    ResponderEliminar

Si vas a dejar un comentario y no estás dado de alta en blogger, por favor, identifícate con un nombre. Es bastante incómodo dirigirse a un ANONIMO. Muchas gracias.
75-80 pts Regular // 80-85pts Correcto // 85-90Pts Bueno // Más de 90 Muy Bueno